Date
Lunes, Agosto 20 - 2018 Pereira - Colombia

Facebook Twitter Google Plus One
 
Style1
Testeo de la Modal Window |
CRÓNICA

Artículo leido 3393 veces.

Amor en tiempos de crisis
Publicado 05/08/2018

Angel Gómez Giraldo
   
Rodrigo Ramírez Muñoz es un tintorero fino a la hora de teñir textiles para la industria de las confecciones. Y valga la pena decir que en el tintero no suele dejar nada. Ni el amor.
Ha tenido como filosofía que “vivimos por el amor que sentimos por los demás”.


 “Sí, ni asexuado ni misógino”, sostiene durante la entrevista, mientras le pone el ojo romántico a Sandra Bibiana Arias quien lo acompaña a todas partes porque el amor es eso, una compañía que funciona como algunos centros comerciales, en jornada continua.


Este hombre, antioqueño, está radicado y enraizado  en Dosquebradas, localidad que se ha ganado el título de Ciudad Industrial de Risaralda porque tiene tela para cortar y manos para las confecciones que le permitieron en su mejor época de producción los más  altos índices de exportación, las que sufrieron un bajonazo durante la aguda crisis que sufrió el sector entre los años 2007-2008 con la considerable disminución de las exportaciones a Venezuela, el más importante mercado externo que tuvo pero que según el director de la Cámara del Comercio de Dosquebradas , John Jaime Jiménez, hoy por hoy se encuentra en franca recuperación con la diversificación de mercados en países como Estados Unidos, México y otros de Suramérica.


 Ama tanto a Sandra Bibiana que habla de ella hasta en el  libro de su autoría donde se diría que apenas caben baños tintóreos, terminación de los materiales textiles que se efectúan sumergiéndolos con un baño en tintes.


El título parece hecho  con toda la tintura vaciada del frasco obtenido  de las experiencias laborales en el sector textil: El misterioso y mágico mundo de las tintorerías.
Según el mismo Rodrigo, no existe otro libro en el mundo de la tintorería industrial. “Es también cátedra para las personas interesadas en trabajar con este gremio”.

Su reina

“Reina”, le dice a ella con un tono que se balancea entre lo autoritario y romántico para que ponga toda su atención en sus declaraciones, y de verdad que la obliga a cambiar su floja actitud por la de reina erguida mostrando corona y cetro.

Paisa

“Yo soy de la mazorca paisa, de Medellín, nacido un 3 de enero de 1966”, precisamente el año en que el mundo  vive dos sucesos históricos: aparecen los jipis, jóvenes metidos en yines como prenda de vestir a diario, y Truman Capote da forma al periodismo novelado o nuevo periodismo donde el reportero deja de contar los hechos reales para contar su propia impresión. Crónica interpretativa de los hechos.


Rodrigo Ramírez era un muchacho que ni porque hubiera sido bautizado con tinta, pues apenas un adolescente de 18 años de edad, ya era como el  agua de una de las lavanderías industriales y había laborado en Jean Moda, Wash S.A. y Jean Color, empresas todas con sede en la capital de Antioquia.


 ¿Y qué es pues la tintorería? le pregunto y su respuesta no se hace esperar. Le sale de inmediato  ajustada al cuerpo como un desteñido:
“La tintorería es el arte de cambiar la apariencia de las prendas como valor agregado para su consumo”.
 
Un experto

Conocedor del sector, añade que las ciudades de Pereira y Dosquebradas poseen  23 empresas dedicadas a este proceso para los mejores desteñidos en el yin, prenda que parece no pasar de moda.


Hoy, cuando Rodrigo es considerado un experto, “mi reconocimiento es para mis profesores y orientadores en el oficio del teñido, Luis Gómez, Joaquín Jiménez,  Fernando Alzate y a quienes hicieron parte de mi equipo de trabajo mientras permanecí en Medellín”.


Es de tener en cuenta que Ramírez se inició como un sencillo operario llegando a los mejores cargos como fueron los de supervisor y jefe de planta.
“Un Wash”, por ser esta como ya se dijo la fábrica de confecciones de yines, marca Levi, con exportación a Norteamérica.


Allí permaneció hasta que tuvo una idea “Wash”,  la de trasladarse al Manicipio de Dosquebradas y aquí llegó pisando duro como jefe de producción de varias empresas de confecciones.
Sin embargo fue víctima de la crisis que vivieron las confecciones en Dosquebradas por el bajonazo de las exportaciones y fue a hacerse bajo la sombra del frondoso árbol del amor para no seguir mirando hacia el Viaducto César Gaviria Trujillo.


Dicho árbol estaba en el jardín de una mujer: Sandra Bibiana Arias, la cual lo curó de la depresión a la que lo sometió la quiebra económica y el cierre de su tintorería.
 Y es que a Rodrigo no le falta razón cuando trata de “Reina” a su esposa actual ya que la misma participó en el reinado de belleza de Dosquebradas cuando el señor Eder Villegas desempeñó el cargo de Alcalde de esta municipalidad.

A flote

Recuperado de la parálisis artrítica que le produjo la crisis, en vez de continuar en el ramo de las tintorerías creó la empresa de consultorías Ramírez Consulting para capacitar personal para las tintorerías de todo el país y del área suramericana.


En este momento vende sus conocimientos a fábricas de confecciones que recurren al teñido de textiles viajando constantemente a países  como Ecuador, Perú, Bolivia y otros.
Al volar entre países, Rodrigo es ave que no se cansa de trinar al amor. A mi lado tengo a su esposa que lo confirma:


“En su más reciente viaje a Quito (Ecuador) me envió un video por WhatsApp donde se ve con una gorra peruana que le cubre la cabeza hasta las orejas acompañado con el siguiente texto: “Si vuelo hasta el cielo te juro que lo bajaré como regalo para ti”.


Lo paradójico es que a pesar de que en Dosquebradas a veces el acueducto tiene que racionar el suministro de agua potable, Rodrigo sostiene que el sector de la tintorería debe contar con una buena fuente del líquido “ya que es nuestra materia prima y dependemos del H20 para una buena producción”.


Es tan cierto que el amor es el motor de la vida de cualquier hombre que es la misma Sandra BiBiana la que maneja las comunicaciones de la nueva empresa (Rconsulting) creada por aquel, ya todo un  instructor de la tinturación industrial, capacitador del gremio en el país y fuera de el.
 En la Unidad Residencial La Macarena de Dosquebradas donde Rodrigo y Sandra Bibiana residen, los vecinos andan murmurando que en el amor de los dos no existen medias tintas. Y tienen razón pues el amor de verdad no se da ni se vive a medias.

 
Public
 
 
Ico_comentarios Comentar        Ico_enviar-copia Enviar esta nota         Favoritos y compartir Compartir
1 2 3 4 5
  Calif.
5
1 votos
  Prom: 5
 

El Diario del Otún no se hace responsable por comentarios que los lectores publiquen en este espacio, ya que son opiniones personales que nada tienen que ver con el pensamiento editorial de este medio. El Diario del Otún se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, vulgar, que atenten contra la intimidad de las personas o que hagan alusión a publicidades.



 
1
1


Public



CLASIFICADOS / PUBLISERVICIOS

Adb33c1896515d64e0e5038c31b65978
6aeb9a4032e3eb0fefa027e73bf0ce7d
4682cf392b8a92732d139104ca19a714
Ac0ce5d5b3acb3e6ea2dafaf05c34255
1767ca6715697db9b526da623d139a88
E8d86bc1a9aaca37d0453f0afa290fe7
9bfa6c3a2098b543f49f9e35b24b79c3
81ba0756f6208b6c69a4d3e76468eef1
Mn_clasi1


Portada en formato PDF
COPYRIGHT © 2013 R.R EDITORES Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
Tratamiento de datos personales

04:01