Date
Domingo, Abril 30 - 2017 Pereira - Colombia

Facebook Twitter Google Plus One
 
Style1
CR脫NICA
Penas y alegr铆as de un saxof贸n

Ángel Gómez Giraldo

Miércoles 26 de abril en el centro cultural Lucy Tejada. Los instrumentos de la Banda Sinfónica de Pereira a sabiendas de que Dios ayuda al que madruga, le ponen música a la mañana; música de ensayo, subiendo y bajando escaleras, traspasando espacios con la ayuda de una tropa de músicos.


Allí parece no entrar la luz natural. Más para qué si el sol salió de la mano de los instrumentos de viento que hacen parte de la familia de la sinfónica. Se ven relucientes. Son como “el dorado” para aquellas personas que se han formado en el arte musical. Son seres dispuestos a salvarse o a condenarse con la música porque uno nace para lo que es, y ellos ya son músicos. Seguramente estos instrumentos se “tiren” toda la mañana ensayando y no es para más, pues este día es uno de los de la semana que se inició el lunes para el Festival del Saxofón con una programación que se prolongó hasta el viernes.

 

Exhumación
Sin embargo más allá del salón de ensayos asistimos de la manera más clandestina a la exhumación de un cadáver en un sitio lúgubre y de silencio de socavón donde yacen sin vida los instrumentos que han caído en desgracia, esto es en desuso por vejez y desgaste. Encontrar la tumba del difunto no fue fácil. Son muchas las urnas funerarias que hacen bóveda de instrumentos que un día fueron gloria y música de la banda.
Después de minuciosa búsqueda se halló el estuche y se abrió con cuidado.
Increíble: el difunto se encontraba sin mortaja. Cuerpo desnudo. Nada de vestidura o sudario con que se envuelve un cadáver para enterrarlo.


El director de la Banda Sinfónica, Héctor Ignacio Ríos, presente allí, se sintió “avergonzado”. Yo, conmovido, guardé total silencio.
Del saxofón no quedaba nada más que una osamenta y pensar que en vida mantuvo tan buena color y sonido. Se le calculó el deceso y se llegó a la conclusión que pudo haber tenido ocurrencia hace más de 2 décadas. Sus causas: desgaste físico como el que sufren personas y cosas. Es una lástima porque tantos años abandonado no fueron los insectos y la polilla sino los hongos los que le dejaron el cuerpo sin brillo.
¡Sus 25 llaves tan gastadas, tan flojas!...! qué miseria de restos.
¿ Y la boquilla? por ninguna parte. Siempre queda con la persona que interpreta este instrumento.


“La boquilla del saxofón como de otro instrumentos de viento es tan personal como el cepillo de dientes”, murmura el maestro Ignacio y permanece serio. Para mí fue una verdadera pena cuando los pocos que lo vieron se lamentaron: “Está descalibrado”. Claro, de otra manera no podía estar el pobre saxofón y eso que no fue sepultado en tierra por ser un instrumento que le aportó brillantez a la banda sinfónica. Era de la mejor familia.
Después de una larga observación, lamentos y expresiones compungidas, los dolientes del fallecido volvieron a meterlo al interior del estuche y ahí fue saxo.
Otra vez dentro del estuche de madera forrado en cuerina negra para riguroso luto y un adiós para siempre.

 

Trascendencia
No alcanzo a entender cómo un suceso que se hizo casi en secreto y lejos de toda trascendencia como fue la exhumación del saxofón se filtró a los medios de comunicación y llegaron para ser testigos de primera mano un periodista y un reportero gráfico, pero para agradecer, pues de otra manera no hubiera sido posible contar con un texto ilustrado en esta edición.
Pero queda algo más del difunto: que no fue adquisición de la Banda Sinfónica sino donación de un ciudadano pereirano, seguramente melómano.
Quién quita que hubiera sido propiedad de un virtuoso o maestro del saxo en tiempos en que Pereira crecía a ritmo de civismo y de música de banda sinfónica.

 

La marca
Lo más simpático y lo que más me llamó la atención de este saxofón es que conserva la marca en sus despojos: Conn americano.
Ofelia Torres, la mujer musical por excelencia de la Perla del Otún, también educadora en este arte, estuvo a punto de ser una de las personas partícipes del ritual de extracción de restos. No lo hizo a pesar de que yo la invité a quedarses aduciendo afanes inaplazables en aquel momento.

 

El festival
Este suceso, un poco triste, se olvidaría pronto gracias a otros afanes, los del director de la banda y sus músicos, a través de una programación, lujo de conciertos, recitales y ensambles que hicieron vibrar a los pereiranos agolpados en auditorios y escenarios del teatro Santiago Londoño, Lucy Tejada, universidades como la Tecnológica y la Andina.
Y de verdad que en esta programación brilló la fila de saxos de la banda que está cumpliendo 100 años, celebrados a todo timbal por su también brillante director.Sonora conmemoración y sonoro éxito del festival del saxo. Lo más seguro es que el Conn americano, guardado en fino estuche hace más de 20 años, se haya revolcado en su tumba pero de alegría solidaria.


Del saxofón se sabe más: que es un instrumento que aparece de la nada en la mitad del siglo XIX. No se puede decir que es evolución de aulos griego ni de un cuerno de caza. Afortunado en su nacimiento ya que tuvo un solo papá; el belga Adolphe Sax quien lo fabricó. Es cónico de la familia de los instrumentos de viento a pesar de que su piel es pura lata, digo latón.
Y tan presumido que se ve en los conciertos mostrando el encrespado tudel. Se cree mucha cosa por ser afinado en Mi Bemol.
No olvidar que el saxo es de buena familia, instrumento musical que a pesar de ser de metal, la caña produce sonido de madera.

 


Public



CLASIFICADOS / PUBLISERVICIOS

Adb33c1896515d64e0e5038c31b65978
6aeb9a4032e3eb0fefa027e73bf0ce7d
4682cf392b8a92732d139104ca19a714
Ac0ce5d5b3acb3e6ea2dafaf05c34255
1767ca6715697db9b526da623d139a88
E8d86bc1a9aaca37d0453f0afa290fe7
9bfa6c3a2098b543f49f9e35b24b79c3
81ba0756f6208b6c69a4d3e76468eef1
Mn_clasi1


Portada en formato PDF
COPYRIGHT 漏 2013 R.R EDITORES Prohibida su reproducci贸n total o parcial, as铆 como su traducci贸n a cualquier idioma sin autorizaci贸n escrita de su titular
Tratamiento de datos personales

12:10