Date
Martes, Enero 24 - 2017 Pereira - Colombia

Facebook Twitter Google Plus One
 
Style1
CRÓNICA
Vuelta mortal en el aire

Ángel Gómez Giraldo
El Diario

La noticia más trascendental que haya podido dar un pueblo es que tenga un hombre con alas, casi un ave. Podría decir que ese pueblo es Santuario, en Risaralda.
Sí, porque precisamente allí nació hace más de dos décadas a un lado de uno de los atajos que hicieron los vientos del Tatamá para unir el campo con el sector urbano de la jurisdicción, un niño que vio en la disciplina de la gimnasia la manera de aprender a volar y realizar sus proyectos de vida.


La descubrió al llegar a la escuela y entendió que saltar era el mejor ejercicio para triunfar en la vida difícil de toda familia campesina que no tiene más mundo que su huerta o minifundio sin cosecha.
Al colegio pasó confiando en un deporte que le estaba haciendo un buen cuerpo y le fortalecía los huesos.
Más como a la tragedia no hay que llamarla para que venga, durante la práctica del salto mortal en el aire la caída fue tan desafortunada que se destrozó el pie derecho produciendo un chirrido como de puerta metálica que se abre rozando el piso.


Entonces en vez de salir volando del pueblo para la ciudad, salió en ambulancia para el hospital universitario San Jorge de la capital del departamento.
Los ortopedistas estuvieron a punto de amputarle el pie, mas al caer en cuenta que cortarle uno de los miembros inferiores a un muchacho es como decapitar al rey, decidieron someterlo a una cirugía y a tratamiento con medicamentos para salvarlo.


El pos operatorio fue de permanencia en el centro hospitalario por más de un año. Los médicos, enfermeras y demás personal se habían acostumbrado tanto a verlo allí en su recuperación tediosa que cuando le dieron de alta ya no lo querían dejar salir. Sentían que les iba a hacer falta el joven de expresión fluida y actitud vivaraz. Cuando recuperó la marcha las gentes de su pueblo cayeron en el asombro total y lo acabaron de restablecer con manifestaciones públicas de cariño y apoyo hasta para cancelar las deudas de platina pendientes con el hospital de Pereira, ciudad de la que se encariñó tanto que la hizo suya luego.

 

Alas
Y, “!oh milagro!” La recuperación fue tan exitosa que le salieron hasta alas. Años después Janeth Rocha Pino profesora de baile y danza de la institución educativa Aquilino Bedoya de Pereira, cuyos programas están orientados a la formación de músicos y artistas, se vería obligada a manifestar: “ Es un hombre que como el ave fénix se levantó de sus propias cenizas para ser lo que siempre quiso ser, un maestro de la danza a pesar de ser tan joven”.

 

De frente
Ahora yo lo tengo de frente. Su nombre es Víctor Mejía Mejía. Cuerpo esbelto, rostro bien perfilado, móvil, y de mirar inquieto. Es bailarín, maestro de ballet y coreógrafo, concluyendo estudios de comunicación informática en la Universidad Tecnológica.
De manera pues que no queda duda que le salieron alas y agallas para realizar sus sueños y ser la persona que siempre quiso ser.


¿De verdad le salieron alas? -le pregunto- y responde con buena voz y seguridad : “A vuelo de pájaro le puedo manifestar que las alas me las puso el ballet clásico. Es que la versatilidad del cuerpo del bailarín implica resistencia a la gravedad, un concepto que debe ser aplicado principalmente a los pasos de elevación, como el salto. Y si hablamos del término línea en el ballet se refiere a la configuración del cuerpo de un bailarín, ya sea en movimiento o en reposo. Ahora, una buena líneas es un aporte, un aspecto físico con el que ha nacido el bailarín pero también puede ser desarrollado en entrenamiento”.
Cómo negar que no vuela si es además el fundador, director y maestro de Cuerpo Convite, la mejor compañía de danza escuela que tiene la Perla del Otún en este momento. Academia orientada hacia la danza clásica, contemporánea y folclor colombiano, recogiendo a la vez géneros musicales como el hip-hop y la salsa.


Cuando este santuareño decidió emigrar a la capital del departamento era todavía un niño. Tanto que llego con carita asustada a la institución educativa Aquilino Bedoya. Se puede decir que aquí empezó a crecer artísticamente bajo la orientación de la licenciada en educación y profesora de baile Janeth Rocha Pino, guajira de la mejor coreografía.


-¿Le apasiona el ballet clásico?
“Sí porque le pone alas al bailarín”. Por esto mismo fue que Víctor buscó a esa paloma voladora que es el ballet de Ana María Mejía.
Claro que lo atrae el tango, el tango de pasos y movimientos largos, sendero de otra educadora: Miryam Cristancho, profesora del Inem Felipe Pérez.
La formación en Cuerpo Convite se hace teniendo en cuenta las técnicas básicas que hacen bailarines versátiles, incluido el folclor colombiano arropado en la contemporaneidad y la sede se encuentra en la calle 16 bis 12-13, sobre la avenida del Ferrocarril. Cuenta con maestros reconocidos nacional e internacionalmente.


Este maestro de danza oriundo de Santuario (Risaralda) está que se muere por decir algo sobre la danza contemporánea: “Veo en ella a Dina Bash volando con los pies y las manos”.
Durante un festival nacional de danza, Víctor era el bailarín solista del baile de mapalé y le puso tanto movimiento al cuerpo que sufrió otro accidente, tan aparatoso que cayó de la tarima estando a punto de lesionarse el pie operado. Como lo pueden ver, siendo Víctor artista del ballet que vuela, sigue grácil. Todos los seres humanos lo somos.

 


Public



CLASIFICADOS / PUBLISERVICIOS

Adb33c1896515d64e0e5038c31b65978
6aeb9a4032e3eb0fefa027e73bf0ce7d
4682cf392b8a92732d139104ca19a714
Ac0ce5d5b3acb3e6ea2dafaf05c34255
1767ca6715697db9b526da623d139a88
E8d86bc1a9aaca37d0453f0afa290fe7
9bfa6c3a2098b543f49f9e35b24b79c3
81ba0756f6208b6c69a4d3e76468eef1
Mn_clasi1


Portada en formato PDF
COPYRIGHT © 2013 R.R EDITORES Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
Tratamiento de datos personales

08:17