Date
Miércoles, Enero 24 - 2018 Pereira - Colombia

Facebook Twitter Google Plus One
 
Style1
Testeo de la Modal Window |
EDITORIAL

Artículo leido 1093 veces.

Hoy no hay disculpa
Publicado 12/01/2018

Uno de los más graves problemas que tiene la ciudad es los altos niveles de ruido que hay en algunos de sus barrios. El Centro, la Circunvalar, Cuba, Corocito e inclusive ciertas vías de sectores residenciales como Los Álamos y Pinares son sitios que se han convertido en lugares invivibles debido a la alta contaminación auditiva que tienen.


Esto, por supuesto, no es un mal reciente. De tiempo atrás los habitantes de estos y otros sectores se han quejado del alto ruido producido básicamente por establecimientos públicos donde se expenden bebidas alcohólicas que abren hasta bien entrada la madrugada y que no cumplen con las exigencias de la ley en cuanto al control de la bulla.


Sin embargo, y a pesar de las sucesivas quejas de los vecinos, las autoridades han sido incapaces de controlar los excesos de estos negocios. Cuando más han logrado que los dueños se comprometan a bajarle a los decibeles y a hacer las adecuaciones a los locales que garanticen cero ruido en el exterior, compromisos que luego no se cumplen.


Lo que sucede con esto, es que cuando hay cambio de administración o hay nuevos funcionarios en la Secretaria de Gobierno Municipal o en la Oficina de Control, los compromisos se pierden y los seguimientos que se venían haciendo a los establecimientos infractores, se quedan en los escritorios y el problema permanece igual o peor.


Inclusive estas coyunturas se aprovechan para cambiarle de nombre a los negocios que vienen siendo objeto de control y seguimiento por las autoridades, y con ello borrar todos los antecedentes, incluyendo los llamados de atención y las sanciones por el incumplimiento de las normas sobre insonorización y control del ruido.


Parecido a todo esto ocurre con muchos almacenes y negocios comerciales del Centro que utilizan música en sus locales o que contratan animadores para invitar a los transeúntes a ingresar y que ponen altoparlantes o sacan los bafles a los andenes, produciendo un ruido insoportable y molesto para los vecinos.


Por todo esto nos parece oportuna la acción popular que entabló la Personería Municipal y que acaba de ser fallada a su favor donde se conmina a la Administración a que aplique la ley y obligue, en un tiempo razonable, a los establecimientos donde se consumen bebidas alcohólicas y abusan de la música, a insonorizar los lugares y garantizar el respeto por los niveles de ruido permitidos.


Hoy hay menos disculpa que nunca, con la puesta en vigencia del Nuevo Código de Convivencia Ciudadana que tiene normas y sanciones precisas para quienes generen ruido por encima de los decibeles permitidos y molesten a sus vecinos, para que las autoridades no puedan controlar este problema y garantizarles a los demás habitantes una ciudad tranquila, sin ruidos excesivos y agradable para vivir en ella.

 
Public
 
 
Ico_comentarios Comentar        Ico_enviar-copia Enviar esta nota         Favoritos y compartir Compartir
1 2 3 4 5
  Calif.
5
1 votos
  Prom: 5
 

El Diario del Otún no se hace responsable por comentarios que los lectores publiquen en este espacio, ya que son opiniones personales que nada tienen que ver con el pensamiento editorial de este medio. El Diario del Otún se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, vulgar, que atenten contra la intimidad de las personas o que hagan alusión a publicidades.



 

Otras noticias

Realmente dramática



Public



CLASIFICADOS / PUBLISERVICIOS

Adb33c1896515d64e0e5038c31b65978
6aeb9a4032e3eb0fefa027e73bf0ce7d
4682cf392b8a92732d139104ca19a714
Ac0ce5d5b3acb3e6ea2dafaf05c34255
1767ca6715697db9b526da623d139a88
E8d86bc1a9aaca37d0453f0afa290fe7
9bfa6c3a2098b543f49f9e35b24b79c3
81ba0756f6208b6c69a4d3e76468eef1
Mn_clasi1

Public

Portada en formato PDF
COPYRIGHT © 2013 R.R EDITORES Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
Tratamiento de datos personales

12:23