Date
Lunes, Septiembre 24 - 2018 Pereira - Colombia

Facebook Twitter Google Plus One
 
Testeo de la Modal Window |
GENERAL

Artículo leido 5303 veces.

A la mesa con Sofía, Agua en la boca
Publicado 11/03/2018

Sofía Gaviria

Mi abuela contaba una historia que me causa risa aún hoy, después de muchas décadas de haberla escuchado.  Cuando ella era niña, se juntaba con dos o tres amigas y se iban a un parque donde un grupo de músicos, algunos de ellos con instrumentos de viento, tocaban los sábados en la tarde.  El deporte de estas niñas traviesas consistía en sentarse muy cerca de donde se paraban los músicos, a chupar limones y hacer las correspondientes muecas que el sabor ácido produce en muchos de nosotros. El resultado que esto tenía en la producción musical, lo dejo a la imaginación de mis lectores.


¿Alguna vez se ha preguntado por qué el sabor ácido hace que se nos inunde la boca? Los ácidos son compuestos químicos cuya presencia en las células del cuerpo necesitan ser cuidadosamente regulados. Dependiendo de la concentración de ácido que tenga lo que nos metemos a la boca, el paladar puede sentirse a gusto o reaccionar de manera defensiva.


Para el cocinero, es importante reconocer el efecto que puede tener un ácido.  El polvo de hornear depende de la reacción entre ácido y alcalino para producir una cantidad suficiente de gas que sirva para que una torta se esponje y quede tierna.  Un poco de jugo de limón o de vinagre, añadido al agua en la que escalfamos un huevo, ayuda a que se coagule la proteína de la clara y que el huevo quede firme y compacto.  Los fríjoles o las lentejas, que se cocinan con tomates o jugo de limón, tardarán más tiempo en ablandar, porque el ácido endurece las paredes celulares de las leguminosas.  Esta propiedad de los ácidos puede resultar problemática con algunos ingredientes como los garbanzos, que pueden tardar mucho en ablandarse si no esperamos al final de la cocción para añadirles un guiso que contiene tomates.  Pero unas gotas de limón, añadidas a las lentejas a mitad del tiempo de cocción las hará retener su forma hasta el final.


Los ingredientes ácidos hacen que las verduras se vistan de un poco apetitoso color marrón.  Ese es el motivo por el cual las habichuelas o los espárragos pierden su color verde brillante cuando los dejamos en una vinagreta durante mucho tiempo.  Cuando vaya a cocinar espárragos, espinacas, acelgas o habichuelas que quiera servir con una salsa ácida, añada la salsa lo más cerca posible del momento en que va a llevarlos a la mesa.


Pero si quiere proteger algunas frutas como los bananos o las manzanas de que se pongan oscuras cuando las pele y las corte para ponerlas en una ensalada, sométalas a un baño en un jugo ligeramente ácido.  El jugo de naranja puro o un jugo de limón diluido, funcionan bien.


El ácido hace que los almidones pierdan, al menos en parte, su capacidad de espesar.  Esa es la razón por la que las salsas que contienen vino o jugo de cítricos no espesan tan bien como las salsas que no contienen estos ingredientes. 
sofia.gaviria@gmail.com

 
Public
 
 
Ico_comentarios Comentar        Ico_enviar-copia Enviar esta nota         Favoritos y compartir Compartir
1 2 3 4 5
  Calif.
4.5
2 votos
  Prom: 4.5
 

El Diario del Otún no se hace responsable por comentarios que los lectores publiquen en este espacio, ya que son opiniones personales que nada tienen que ver con el pensamiento editorial de este medio. El Diario del Otún se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, vulgar, que atenten contra la intimidad de las personas o que hagan alusión a publicidades.



 


Public



CLASIFICADOS / PUBLISERVICIOS

Adb33c1896515d64e0e5038c31b65978
6aeb9a4032e3eb0fefa027e73bf0ce7d
4682cf392b8a92732d139104ca19a714
Ac0ce5d5b3acb3e6ea2dafaf05c34255
1767ca6715697db9b526da623d139a88
E8d86bc1a9aaca37d0453f0afa290fe7
9bfa6c3a2098b543f49f9e35b24b79c3
81ba0756f6208b6c69a4d3e76468eef1
Mn_clasi1


Portada en formato PDF
COPYRIGHT © 2013 R.R EDITORES Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
Tratamiento de datos personales

01:33