Date
Sábado, Junio 23 - 2018 Pereira - Colombia

Facebook Twitter Google Plus One
 
Testeo de la Modal Window |
LAS ARTES

Artículo leido 4881 veces.

Carlos Muquitay, el cartero de la ternura y la sensibilidad social
Publicado 11/03/2018

Alberto Rivera

Carlos Muquitay, nacido en Marsella (Risaralda), va a recibir el próximo 15 de mayo un reconocimiento en España tanto por sus 45 años de vida literaria, pedagógica y artística como por su proyecto “Educando desde la ternura para la paz de Colombia”, además su obra que comprende 31 libros ha sido postulada al premio Princesa de Asturias 2019.


“Ese reconocimiento es para el proyecto que el año pasado entró en Pereira a 11 instituciones educativas, ahora debe llegar al SENA, al Área Andina y a la UTP. Además es un llamado a los gobiernos municipal y departamental que no saben reconocer a sus cultores que tienen mayor reconocimiento en el exterior”, afirma.


Es pedagogo con amplia experiencia en las áreas de literatura, teatro infantil, música, desarrollo personal, orientación profesional y desarrollo comunitario.


Carlos Arturo Toro Castaño, su verdadero nombre, habla inglés, francés y hebreo, y su sensibilidad sorprende cuando se dialoga con este artista risaraldense. Acaba de presentar uno de sus libros más llamativos.

¿Cuál es el objetivo de ‘Cartas morales a mis hijos’?
Los jóvenes están perplejos, asombrados, llenos de dudas respecto a esta realidad que vive el país con todos los poderes generadores de violencia que están vulnerando los derechos fundamentales de ellos y de los niños. Escribí esta selección de cartas -aunque he escrito centenares- porque en mis hijos veo a los jóvenes, sus miedos, soledades, los prejuicios que hay en la familia colombiana que está destrozada y desgarrada por todas estas violencias. Mis hijos están leyendo las cartas, conservan muchas escritas desde varios países. Lo que busco es que al leerlas los padres de familia, profesores y jóvenes muevan la conciencia social y llamen la atención sobre la necesidad de que todos nos comprometamos en ese cambio social que necesita el país.

¿Cuál es la tarea, cómo llegarles?
El maestro debe ser el mago de la palabra que enamora, que sorprende, el maestro debe ser un iluminador de conciencias. Tendría que el mismo maestro hacer un trabajo de reingeniería humana. Como educador y pedagogo hace 45 años creo que debemos llegar a la Escuela Nueva pero en el país no la tenemos, algunos países sí como Finlandia y Suecia. Nosotros no porque la sociedad está inmersa en la corrupción, la droga, las cadenas de tráfico humano y hay mucha incertidumbre. Debe haber un buen pedagogo que sepa llevar estas cartas y que lleve a los alumnos hacia una dialéctica que les permita dialogar y discutir para descubrir la verdad mediante el razonamiento. El padre de familia debe ser el primero en leerlas y aplicarlas y luego el docente; corresponde a los jóvenes a través de estas enseñanzas replantear para bien su proyecto de vida.

¿En qué momento de su vida decide asumir este reto social?
He tenido la suerte de viajar a diferentes países y corroborar cómo son las costumbres, la educación, las políticas, me dije que estas cartas, que son mensajes morales, éticos y espirituales es lo que necesitan los colombianos.

¿Qué significa educando para la ternura?
Nací para servir, yo soy servicio, por eso el proyecto que cobija a Cartas morales a mis hijos se llama “Educando desde la ternura para la paz de Colombia”, apoyado por un grupo de jóvenes y maestros que nos hacemos llamar “Carteros de la Ternura por la Paz de Colombia”. Debemos apuntarle a recuperar la identidad cultural, tenemos que ir hacia allá y debemos hacerlo de manera unida. Carlos Muquitay da el primer paso, estoy llamando a la familia y a la sociedad para que demos otros pasos, por eso me vinculé a la cátedra de la paz en la UTP como aprendiz para entregar esta experiencia a los jóvenes.

¿Recibió ayuda oficial para publicar el libro?
Esta es la obra número 31 de mi autoría, las ediciones anteriores se han publicado sin ninguna ayuda oficial, todo ha sido por mi propio esfuerzo; en España la firma Prosopon Editores ha sido mi editora.
(Su correo es: muquitay07@hotmail.com)

Sus mensajes
- Es fundamental acariciar con la mirada y dejar atrás la crítica mordaz. Cambiemos los cuchillos por flores y abrazos
- El hecho de llegar con una armadura como la ternura, el respeto, el amor, me abre las puertas de las instituciones para que haga el trabajo con los padres, estudiantes y profesores.
- Me siento muy feliz de hacer esto en pro de recuperar el tejido social de Colombia.


- Estoy dando los primeros pasos desde hace 45 años como artista, es el momento de que otros vengan para que unamos voluntades en pro de una Colombia nueva.

Décimo Tercera Carta
“Hace tiempo que no me sentía como ahora. Como el águila de Júpiter, como el canto de las musas, escucho en mí la maravillosa e infinita armonía. “F. Holderlin, Hiperion, 74.
Ángeles de mi carne y de mi sangre, hijos del Padre Éter, cantos de mi universo, a vosotros nuevamente van dirigidas estas líneas.


Todo cuanto me rodea me habla del amor que os profeso. En cada árbol, en cada pájaro y en cada estrella os veo con los mismos ojos que Homero vio a sus héroes.


Todos los senderos sembrados de hierbas y de flores, de musgos y de fuentes, me hablan de vosotros. (Ramón del Valle-Inclán “La Lámpara Maravillosa”).


Tengo que repetirlo una y otra vez: por vosotros mi corazón se desborda en ternura. Ah, pero no sois mis ídolos, porque vuestra madre y yo, os engendramos para que seáis lo que hoy sois: un canto de alegría y de paz. Oh hermosas águilas, vuestro vuelo trasciende horizontes. Compartidlo con Juan Salvador Gaviota (Richard Bach).


Sois bellos por dentro y por fuera. Sois puros, porque vuestros corazones son íntegros (Proverbios-La Biblia- Cap. 1 a 4)


¡Fuera, fuera miedos! Echad fuera de vosotros todas aquellas emociones tóxicas. Si vuestra mirada es pura, puras serán vuestras almas.


Interiorizad el silencio, pues el sabio sólo habla entregando en sus palabras perlas llenas de grandes enseñanzas; el necio es como una carreta llena de piedras, por donde quiera que va, sólo hace ruido y entorpece la marcha de otros.

“No maldigamos la oscuridad, encendamos lámparas de amor,  ternura, justicia social, tolerancia, fraternidad y cooperación por la paz de Colombia”.
 

 
Public
 
 
Ico_comentarios Comentar        Ico_enviar-copia Enviar esta nota         Favoritos y compartir Compartir
1 2 3 4 5
  Calif.
5
10 votos
  Prom: 5
 

El Diario del Otún no se hace responsable por comentarios que los lectores publiquen en este espacio, ya que son opiniones personales que nada tienen que ver con el pensamiento editorial de este medio. El Diario del Otún se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, vulgar, que atenten contra la intimidad de las personas o que hagan alusión a publicidades.



 


Public



CLASIFICADOS / PUBLISERVICIOS

Adb33c1896515d64e0e5038c31b65978
6aeb9a4032e3eb0fefa027e73bf0ce7d
4682cf392b8a92732d139104ca19a714
Ac0ce5d5b3acb3e6ea2dafaf05c34255
1767ca6715697db9b526da623d139a88
E8d86bc1a9aaca37d0453f0afa290fe7
9bfa6c3a2098b543f49f9e35b24b79c3
81ba0756f6208b6c69a4d3e76468eef1
Mn_clasi1


Portada en formato PDF
COPYRIGHT © 2013 R.R EDITORES Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
Tratamiento de datos personales

09:53