Date
Miércoles, Septiembre 26 - 2018 Pereira - Colombia

Facebook Twitter Google Plus One
 
Testeo de la Modal Window |
LAS ARTES

Artículo leido 517 veces.

Ronda bajo el sol, La vida sin la palabra no es vida
Publicado 19/08/2018

Nelly A. de Ossa*

La vida sin la palabra no es vida en el sentido humano histórico porque ordena y preside el desarrollo humano de la existencia, el lenguaje modela la vida, y, aún más, es decir la crea, la hace evidente y le da sentido histórico ¿qué sería de la humanidad sin la conversación, sin la palabra, sin el diálogo? Ahí tuvimos a “Mechitas” en todo el mundo, milagro de la palabra, la comunicación que es muy importante y más aún en el momento mágico de su requerimiento “Juan Pa-z” ¡que tal la vida del hombre “alalo”- el hombre sin palabra, sin el verbo!


Es bien adecuado colocar la palabra al lado de la vida, en todo el desarrollo cultural, ello tampoco nos impide deternernos y asombrarnos ante esos gesticulantes seres bárbaros del pasado, ser mágico y prehistórico, pero lo que sí es imperdonable es el no avance de los actuales seres humanos en el desarrollo de la concienta frente a la violencia y la paz, al no reconocer los gestos heróicos de las fuerzas de las luchas, los gestos del dolor físico, los gestos de la desesperación mundial de la moral, de llamado universal de la paz, lloran los pueblos, todos lloramos, si la vida nació con el gesto, la presencia bíblica atribuye como salvación la presencia del verbo que fue la solidaridad con el mensaje de la concreción de los pensamientos en aras de la palabra lo que nos dio el triunfo por el proceso de la paz.


Solo hay una contradicción entre el gesto y la palabra: la existencia la cual al ser intepretada por el gesto en su intención sería una vida infra humana, un dominio incompleto sobre las cosas, en cambio la palabra es el dominio casi total de poder reinar sobre la naturaleza.
La palabra fija, determina, apresa las cosas “cuando el hombre pudo nombrar las cosas con una palabra para cada cosa empieza en rigor a crear”.


El misterioso hombre sin palabra creía que el mundo no existía para él, porque nada existe en verdad sin el testimonio de la palabra, dando pié para una creación y no una recreación, el uso discreto de la palabra crea universos entre otros el mundo literario, que no es menos significativo que el político en pro de causas justas y necesarias a los requerimientos sociopolíticas del momento de cada país.


A la palabra también debemos el dolor y la crueldad, los errores y las torpezas, al auxiliarnos de la palabra podemos extraviarnos, sin la palabra no hay tampoco silencio, el silencio es un billicio interno.
*Parnaso Literario Eje Cafetero

 
Public
 
 
Ico_comentarios Comentar        Ico_enviar-copia Enviar esta nota         Favoritos y compartir Compartir
1 2 3 4 5
  Calif.
votos
  Prom: 0
 

El Diario del Otún no se hace responsable por comentarios que los lectores publiquen en este espacio, ya que son opiniones personales que nada tienen que ver con el pensamiento editorial de este medio. El Diario del Otún se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, vulgar, que atenten contra la intimidad de las personas o que hagan alusión a publicidades.



 


Public



CLASIFICADOS / PUBLISERVICIOS

Adb33c1896515d64e0e5038c31b65978
6aeb9a4032e3eb0fefa027e73bf0ce7d
4682cf392b8a92732d139104ca19a714
Ac0ce5d5b3acb3e6ea2dafaf05c34255
1767ca6715697db9b526da623d139a88
E8d86bc1a9aaca37d0453f0afa290fe7
9bfa6c3a2098b543f49f9e35b24b79c3
81ba0756f6208b6c69a4d3e76468eef1
Mn_clasi1


Portada en formato PDF
COPYRIGHT © 2013 R.R EDITORES Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
Tratamiento de datos personales

06:34