Date
Sábado, Julio 22 - 2017 Pereira - Colombia

Facebook Twitter Google Plus One
 
Style1
Testeo de la Modal Window |
OPINION

Artículo leido 529 veces.

Cantos de Maldoror, El Mal habita en la interioridad del alma
Publicado 19/05/2017

Miguel Álvarez de los Ríos

El Mal habita en la interioridad del alma. Nace, según Bertrand Rusell, de una mezcla confusa de envidia, ambición desmesurada, frustración, rencor, espíritu de venganza. Eventualmente, dice Jorge Zalamea, el Mal es pasión. Lo cual hace que lo excuse, que lo redima, cierta tenebrosa belleza. Es el caso de Luzbel, de Orestes, de Lady Macbeth, de Heathcliff, el enamorado terrible de “Cumbres Borrascosas”.

Porque en la pasión, abunda el noble escritor, no se encuentra el Mal “en estado de pureza”, sino entremezclado con virtudes eximias, como el valor personal o el amor que conturba. Pero, por lo general, el Mal es cosa fría, cruel, mezquina y “lo que es más espantable”, gratuita. No tiene causa que lo explique y menos que lo justifique. Surge en el individuo como una exudación apestosa, como la pus que fluye de una llaga, como la larva entre la podre. La maldad mezquina, sentenció el poeta, no es problema de hombres vivos, sino de hombres que están muertos sin saberlo.


- 0 – 0 –
El Mal mezquino, esto es, el verdadero, el peor, el que lastima con su sola pestilencia, se ha apoderado hace tiempos del sujeto que yo identifico como “el izquierdista” de cierta respetable corporación; de su interior, de lo que piensa, si es que lo hace. Como en Michelet, autor de “La Sorciere”, el Mal en él es el extremo del extravío. Camina con sus dos abogadetes, ambos enanoides, no por el sendero de la izquierda, como lo creen, sino por entre lodazales sucios, podridos, impuros. Igual al trío de Lecomt de Lisle: Los tres cochinos.


- 0 – 0 -
Se conmemoran por estos días los ciento cincuenta años de la novela “María”. Aunque la mayoría de la gente que la ha leído y ha derramado lágrimas sobre sus páginas, cree que el glorioso relato es el cuento rosa de un pastor señorito y una huérfana sefardí, es una historia pura, casta, inmaculada, estéticamente sin reparo alguno; en la que el hombrón que fue el poeta Isaac, a juicio del maestro Rafael Maya, representó las particularidades más notables del romanticismo imperante. Isaac, de ascendencia inglesa y hebrea, peleó en varias contiendas civiles en defensa de sus convicciones liberales.

Fue un trabajador infatigable. No se dio descanso. Ni lo pidió. Concibió y escribió su libro en la abrupta e inhóspita región del Dagua. El idilio intermitente es el que le da dimensión humana a su excelsa obra literaria, cuyos personajes son los mismos de todas las viviendas campestres. Efraín, el novio, viaja al exterior y, a su regreso, solo encuentra el dolido recuerdo de María.

 
Public
 
 
Ico_comentarios Comentar        Ico_enviar-copia Enviar esta nota         Favoritos y compartir Compartir
1 2 3 4 5
  Calif.
1.75
12 votos
  Prom: 1.8
 

El Diario del Otún no se hace responsable por comentarios que los lectores publiquen en este espacio, ya que son opiniones personales que nada tienen que ver con el pensamiento editorial de este medio. El Diario del Otún se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, vulgar, que atenten contra la intimidad de las personas o que hagan alusión a publicidades.



 
1
1


Public



CLASIFICADOS / PUBLISERVICIOS

Adb33c1896515d64e0e5038c31b65978
6aeb9a4032e3eb0fefa027e73bf0ce7d
4682cf392b8a92732d139104ca19a714
Ac0ce5d5b3acb3e6ea2dafaf05c34255
1767ca6715697db9b526da623d139a88
E8d86bc1a9aaca37d0453f0afa290fe7
9bfa6c3a2098b543f49f9e35b24b79c3
81ba0756f6208b6c69a4d3e76468eef1
Mn_clasi1


Portada en formato PDF
COPYRIGHT © 2013 R.R EDITORES Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
Tratamiento de datos personales

03:47