Date
Miércoles, Diciembre 19 - 2018 Pereira - Colombia

Facebook Twitter Google Plus One
 
Style1
Testeo de la Modal Window |
OPINION

Artículo leido 526 veces.

Cargas de profundidad, Los tiempos pasados fueron mejores
Publicado 06/12/2018

Gabriel Alberto Toro Peláez

La navidad seguirá siendo, para nosotros los católicos, la mejor época del año. Realmente eran treinta y un días de alegrías, compartidos al calor familiar, que comprimían nuestro optimismo infantil durante once meses consecutivos.


En diciembre, vivíamos el verdadero amor de la familia, disfrutando el alborozo general, con respeto; sintiendo la generosidad de nuestros mayores y el aliciente supremo de la autoestima inculcada por papá y mamá.


¡Ah! cómo extrañamos los viejos diciembres. Hoy, entiendo perfectamente, el esmero de nuestras familias para avivar las enseñanzas de responsabilidad, justicia y lealtad.


Nos entregaban responsabilidades, a cada uno,  para el tradicional alumbrado del 7 y 8: velitas, faroles y globos con la imagen de la Virgen María. Con justicia, asignaban -según la capacidad física- el  armado del arbolito navideño, incluyendo las instalaciones eléctricas. Y, podíamos entender la lealtad, cuando cumplíamos las tareas impuestas recibiendo el apoyo fraterno.


¡Ah! cómo añoramos los diciembres del pasado infantil. Eran capullos de amor los juegos: “el beso robado”, “háblame y no contestes”, “pajita en boca”, “estatua”, “dar y no recibir”, “El sí y el no”…
El rezo de la Novena de Aguinaldos, desde el 16 hasta el 24, era la expresión viva de la esperanza depositada en el pesebre, para la llegada del Niño Dios, con maracas, cascabeles, panderetas, dulzainas y pitos, entonando animadamente el Dulce Jesús Mío.


¡Ah! suaves vientos de placer recorren nuestra memoria con los regalos que recogíamos en el pesebre, dándole las gracias a Papá Noel. Y… el 25, muy temprano, salíamos a mostrarle a nuestros vecinos, los vestidos y juguetes que habían llegado del cielo.


Del poeta MHAR, rescato esta bella composición: Llegó Navidad
Retumba el campanario/ suenan las campanas/ cantan alabanzas, ha llegado navidad/ sueño de alegría y paz/ de blanco los jardines/ oropeles y festines/ luces centellantes/ en todos los portales. / De canticos los niños/ villancicos por el rumbo/ alegría brindan juntos/ al público reunido. / En lo alto, en el cielo/ brilla el lucero/ anunciando la llegada/ del niño Redentor/ el niño bendecido/. Oraciones en su honor / cantos, añoranzas/ navidad bella esperanza/ uniendo nuestras almas.
Que las luces de Navidad 2018, alegren nuestros corazones.
Feliz Navidad para todos mis lectores.

 
Public
 
 
Ico_comentarios Comentar        Ico_enviar-copia Enviar esta nota         Favoritos y compartir Compartir
1 2 3 4 5
  Calif.
votos
  Prom: 0
 

El Diario del Otún no se hace responsable por comentarios que los lectores publiquen en este espacio, ya que son opiniones personales que nada tienen que ver con el pensamiento editorial de este medio. El Diario del Otún se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, vulgar, que atenten contra la intimidad de las personas o que hagan alusión a publicidades.



 
1
1


Public



CLASIFICADOS / PUBLISERVICIOS

Adb33c1896515d64e0e5038c31b65978
6aeb9a4032e3eb0fefa027e73bf0ce7d
4682cf392b8a92732d139104ca19a714
Ac0ce5d5b3acb3e6ea2dafaf05c34255
1767ca6715697db9b526da623d139a88
E8d86bc1a9aaca37d0453f0afa290fe7
9bfa6c3a2098b543f49f9e35b24b79c3
81ba0756f6208b6c69a4d3e76468eef1
Mn_clasi1


Portada en formato PDF
COPYRIGHT © 2013 R.R EDITORES Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
Tratamiento de datos personales

07:50