Date
Martes, Marzo 28 - 2017 Pereira - Colombia

Facebook Twitter Google Plus One
 
Style1
Testeo de la Modal Window |
OPINION

Artículo leido 363 veces.

Contaminación visual
Publicado 20/03/2017

Jaime Cortés Díaz

En días pasados la exalcaldesa de Pereira doctora Martha Elena Bedoya, en su columna titulada “Prima el interés general, “decía acerca del fenómeno “fatiga por sobrecarga informativa” en alusión a la proliferación de vallas, mogadores, afiches, uso indiscriminado en muros y fachadas que con toda razón deslucen la ciudad, le dan una pésima presentación y aturden a los moradores por causa de este tipo de contaminación. Por donde quiera que se transite, la visión se topa con todo este malestar caótico que produce el exceso de imágenes e impresos.

Esto agobia y se convierte en coadyuvante del estrés citadino y en el detrimento ecológico del medio ambiente. Respaldamos las inquietudes tendientes al desarrollo normativo con el fin de reglamentar los mandatos de ley (la 140 de 1994), en línea con pronunciamientos de la Corte Constitucional en estas materias. Este llamado de la doctora Martha Elena Bedoya para que el Concejo de la municipalidad haga uso de sus facultades, repetimos, tiene nuestro aval desde el sector Intergremial.

Otro aspecto muy ligado con este tipo de contaminación es el que tiene que ver con el desenfrenado uso de las fachadas y cortinas metálicas de cerramiento de los negocios, que se convierten en objetivos de vandalismo al plasmar con pinturas y otras sustancias, figuras (o mamarrachos en lenguaje descriptivo), lo mismo que frases obscenas, muy lejos de la estética más elemental. Esto no es cultura de ciudad o manifestación mural del arte popular. Es un atentado a la preservación del patrimonio público y privado, y desdice de la calidad de sus habitantes, por acción o por omisión, o por falta de presión a las autoridades, sin que ello signifique la no participación tendiente a establecer conductas urbanas de protección ambiental. Aquí juegan un papel decisivo los colectivos como canales de las inquietudes de la sociedad civil.

 

Renovacion de duelo
Hace un año murió nuestro compañero Fernando Agudelo Velasco, presidente del Comité Intergremial de Risaralda, líder de batallas cívicas, empresariales y sociales, quien desarrolló y afrontó con singular profesionalismo, sensibilidad y respeto por los demás (aún en el disenso), las causas del bien común que le hicieron ganar nombre de gran señor y de ejemplo en las relaciones interpersonales por su sencillez, su convicción, su argumentación sólida y su cualidad de escucha. Su forma de ser y actuar constituyeron el gran patrimonio de Agudelo, el moral, no el económico y, desde tal perspectiva esa fue su gran riqueza. Paz en su tumba.

 
Public
 
 
Ico_comentarios Comentar        Ico_enviar-copia Enviar esta nota         Favoritos y compartir Compartir
1 2 3 4 5
  Calif.
5
1 votos
  Prom: 5
 

El Diario del Otún no se hace responsable por comentarios que los lectores publiquen en este espacio, ya que son opiniones personales que nada tienen que ver con el pensamiento editorial de este medio. El Diario del Otún se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, vulgar, que atenten contra la intimidad de las personas o que hagan alusión a publicidades.



 


Public



CLASIFICADOS / PUBLISERVICIOS

Adb33c1896515d64e0e5038c31b65978
6aeb9a4032e3eb0fefa027e73bf0ce7d
4682cf392b8a92732d139104ca19a714
Ac0ce5d5b3acb3e6ea2dafaf05c34255
1767ca6715697db9b526da623d139a88
E8d86bc1a9aaca37d0453f0afa290fe7
9bfa6c3a2098b543f49f9e35b24b79c3
81ba0756f6208b6c69a4d3e76468eef1
Mn_clasi1


Portada en formato PDF
COPYRIGHT © 2013 R.R EDITORES Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
Tratamiento de datos personales

07:06