Date
Miércoles, Diciembre 19 - 2018 Pereira - Colombia

Facebook Twitter Google Plus One
 
Style1
Testeo de la Modal Window |
OPINION

Artículo leido 545 veces.

Controversia navideña
Publicado 06/12/2018

Alfonso Gutiérrez Millán

Los tiempos de navidad, son una verdadera fiesta. No obstante la alegría reinante, cierto amigo, ateo o agnóstico, suele buscar mi compañía en ocasiones como esta para proponer cuestiones agudísimas. A riesgo de traicionar su confianza, me aterevo a describir el resultado de nuestra reciente charla, pues propuso, nada más ni nada menos, que una respetuosa controversia sobre las dos formas mayores de asumir y acompañar la vida: la religion y la filosofía.


Las religiones tienen más exito que las filosofías. Esto se debería a las respuestas que proporcionan a tres grandes problemas; la muerte, el dolor insensato que soportan ciertos seres, y la existencia del mal en el mundo: sin duda, el fin de la existencia individual constituye el supremo temor de los humanos; de allí que ciertos pensadores griegos concluyeran que la única diferencia entre los hombres y los dioses consistiría en que estos serían inmortales. Y mientras las filosofías no van más allá de dar cierto sentido a la vida y a la muerte, las religiones proponen vidas eternas ¡Y esto es un enorme atractivo!


Las religiones, además, predican que los dioses no son responsables del dolor, ni del mal que campea en el mundo, este sería obra exclusiva de los seres humanos; por lo tanto sugieren que nos atengamos a ciertos códigos morales: si lo hacemos, podríamos mitigar tanto el dolor como las consecuencias del mal y -más allá de la muerte-, escapar de todo ello. Algo sumamente atractivo, debido a que los filosofos proponen soportar el dolor y encarar el mal, luchando contra ellos, y aún perdiendo, dar un elevado sentido a la vida.


Las mentes lógicas se detienen ante algunos limites de lo razonable, y ante la muerte. Las mentes religiosas rompen esos límites, buscan dentro de sí mismas una percepción directa de algo superior. En uno y otro caso el ser humano se inclina a buscar algo sobre lo cual descansar en paz. El buscador sincero concentra toda su energía en estas cuestiones, no se detendrá nunca ¡Y esto constituye la suprema dignidad de lo humano!

 
Public
 
 
Ico_comentarios Comentar        Ico_enviar-copia Enviar esta nota         Favoritos y compartir Compartir
1 2 3 4 5
  Calif.
4
1 votos
  Prom: 4
 

El Diario del Otún no se hace responsable por comentarios que los lectores publiquen en este espacio, ya que son opiniones personales que nada tienen que ver con el pensamiento editorial de este medio. El Diario del Otún se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, vulgar, que atenten contra la intimidad de las personas o que hagan alusión a publicidades.



 


Public



CLASIFICADOS / PUBLISERVICIOS

Adb33c1896515d64e0e5038c31b65978
6aeb9a4032e3eb0fefa027e73bf0ce7d
4682cf392b8a92732d139104ca19a714
Ac0ce5d5b3acb3e6ea2dafaf05c34255
1767ca6715697db9b526da623d139a88
E8d86bc1a9aaca37d0453f0afa290fe7
9bfa6c3a2098b543f49f9e35b24b79c3
81ba0756f6208b6c69a4d3e76468eef1
Mn_clasi1


Portada en formato PDF
COPYRIGHT © 2013 R.R EDITORES Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
Tratamiento de datos personales

07:50