Date
Sábado, Enero 19 - 2019 Pereira - Colombia

Facebook Twitter Google Plus One
 
Style1
Testeo de la Modal Window |
OPINION

Artículo leido 418 veces.

Libertad con eslabones de fragilidad política
Publicado 13/12/2018

Gabriel Ángel Ardila

Un nuevo proyecto sobre la televisión tiene a Yamid Amat con los pelos de punta. Las intenciones para avanzar en uso de las nuevas tecnologías podrían amenazar al canal donde el periodista ha informado en los últimos años. Y una asociación de bien intencionados por la libertad de prensa, avivan preocupaciones porque se esté urdiendo en el Congreso de la República algo que no desean y ven como amenaza al ejercicio libérrimo de la información.


Coincidencias con el desmadre que abrió la honorable Corte Constitucional al lanzar al abismo de las especulaciones a todos los trabajadores de la prensa, tumbando con ardides libertarios el Estatuto que regía la actividad, la Ley 51 de 1975.


Siempre los debates terminan en ese punto de la “libertad de prensa” que algún medio internacional exaltó al ranking mundial de valor insustituible y no tan sagrado de la democracia, porque mucho se le manosea. Lo único que nos falta es que eleven el derecho de la prensa y esa libertad a bien inmaterial y arqueológico de la humanidad, para colmar las burlas a ese tan elogiado oficio.

Amablemente piensan y expresan que es “el mejor oficio del mundo”, pero en verdad quienes lo vivimos y estudiamos y profesamos, no entendemos ¿para qué? ¿Acaso para el oportunismo escalante de quienes usan este bien para su enriquecimiento propio, para encumbrarse o para presionar a otros, con las herramientas de la información?


No hay respeto por el trabajo y se enojan porque un proyecto pretenda centrar el reconocimiento de “periodistas” a quienes por su actividad deriven el sustento a través de él. Y se quejan como la Flip, de que el reconocimiento profesional a estos profesionales sea una “corta piza”… ¡Para los intereses de algunos!


En debate para segunda ponencia en la Comisión Séptima de Senado, se espera efectivamente que escuchen y valoren los argumentos, para que esta clandestinidad de opinar con tapabocas (y taparrabos) por la mísera forma de ganarnos la vida, se resuelva. Y que la profesionalidad no sea apenas un papel, sino un régimen de garantías prestacionales, pensionales y de seguridad personal en este oficio de alto riesgo, en donde decir la verdad resulta una agresión a “la libertad” pero montar microempresas de la calumnia es un derecho de todos.

 
Public
 
 
Ico_comentarios Comentar        Ico_enviar-copia Enviar esta nota         Favoritos y compartir Compartir
1 2 3 4 5
  Calif.
votos
  Prom: 0
 

El Diario del Otún no se hace responsable por comentarios que los lectores publiquen en este espacio, ya que son opiniones personales que nada tienen que ver con el pensamiento editorial de este medio. El Diario del Otún se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, vulgar, que atenten contra la intimidad de las personas o que hagan alusión a publicidades.



 


Public



CLASIFICADOS / PUBLISERVICIOS

Adb33c1896515d64e0e5038c31b65978
6aeb9a4032e3eb0fefa027e73bf0ce7d
4682cf392b8a92732d139104ca19a714
Ac0ce5d5b3acb3e6ea2dafaf05c34255
1767ca6715697db9b526da623d139a88
E8d86bc1a9aaca37d0453f0afa290fe7
9bfa6c3a2098b543f49f9e35b24b79c3
81ba0756f6208b6c69a4d3e76468eef1
Mn_clasi1


Portada en formato PDF
COPYRIGHT © 2013 R.R EDITORES Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
Tratamiento de datos personales

04:20