Date
Sábado, Enero 19 - 2019 Pereira - Colombia

Facebook Twitter Google Plus One
 
Style1
Testeo de la Modal Window |
OPINION

Artículo leido 460 veces.

Sociología futbolística
Publicado 13/12/2018

Alfonso Gutiérrez Millán

A raíz del golazo que marcó nuestro compatriota Quintero, decisivo para el triunfo de River en la copa Libertadores del 2018, en nuestro grupo de politólogos -sin excepción, grandes aficionados-, recordamos que desde el siglo pasado la influencia social del fútbol ha sido analizada por personajes tan críticos e interesantes como el pensador italiano Antonio Gramsi, quien llegó a considerarlo, nada más ni nada menos, que como “un reino de la libertad humana, ejercido al aire libre”.


A partir de 1863, cuando en la “Fremason´s Tavern” de Londres se definieron las leyes definitivas del fútbol, este juego se convirtió en el preferido de la clase obrera inglesa y en un medio gigantesco de expresión social. En términos sociológicos esto no seria una mera casualidad puesto que allí se plasmaron algunas de las caraterísticas más representativas de la producción industrial: donde lo individual todavía brilla, pero obtiene sus mayores resultados al integrarse en equipos cuidadosamente planificados y dirigidos.


Los grandes conjuntos marcan un patrón de juego, acorde con las tradiciónes sociales de cada región. En Brasil, privilegian el amague y el dribling elegante: reglas de oro para sobrevivir en una sociedad cuya crudeza hace necesario esquivar los conflictos de manera ingeniosa. El juego de los alemanes es cerebal y fuerte, sin tregua ni desmayo. Los italianos son generosos en la creación y magistrales en la defensiva, cualidades de un pueblo sometido a múltiples componendas históricas para sobrevivir .


Los colombianos tienen chizpasos: en ocasiones se crecen ante adversarios fuertes, pero aflojan contra rivales considerados débiles, como Japón. Síntomas de un pueblo cuya identidad necesitaría siglos para decantarse. Y…claro, el fútbol también refleja los poderes económicos de cualquier país. Los grandes equipos italianos son propiedad de grandes empresarios como el Milan de Berlusconi, el Juventus de la Fiat: y el mítico Nápoles habría sido ¡De la Camorra!, al tiempo que nuestros carteles pagaban la nómina del América o Millonarios. En fin, para descansar un poco de nuestro parroquialismo político, nada mejor que descubrinos ante su majestad: el fútbol ¡El verdadero rey de los tiempos modernos y postmodernos!

 
Public
 
 
Ico_comentarios Comentar        Ico_enviar-copia Enviar esta nota         Favoritos y compartir Compartir
1 2 3 4 5
  Calif.
5
1 votos
  Prom: 5
 

El Diario del Otún no se hace responsable por comentarios que los lectores publiquen en este espacio, ya que son opiniones personales que nada tienen que ver con el pensamiento editorial de este medio. El Diario del Otún se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, vulgar, que atenten contra la intimidad de las personas o que hagan alusión a publicidades.



 


Public



CLASIFICADOS / PUBLISERVICIOS

Adb33c1896515d64e0e5038c31b65978
6aeb9a4032e3eb0fefa027e73bf0ce7d
4682cf392b8a92732d139104ca19a714
Ac0ce5d5b3acb3e6ea2dafaf05c34255
1767ca6715697db9b526da623d139a88
E8d86bc1a9aaca37d0453f0afa290fe7
9bfa6c3a2098b543f49f9e35b24b79c3
81ba0756f6208b6c69a4d3e76468eef1
Mn_clasi1


Portada en formato PDF
COPYRIGHT © 2013 R.R EDITORES Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
Tratamiento de datos personales

04:24